viernes, 31 de mayo de 2019

ELAINE GALLAGHER 2

Crecemos y perdemos la capacidad de imitar los sonidos de los fonemas de las lenguas que aprendemos de mayores. Los niños y jóvenes sí mantienen esa capacidad:


The other day in Mexico City, a taxi driver asked me (in Spanish), "How many years have you lived in Mexico?". I told him, "Twenty-five...but we've gone to the USA to live, too, during that time." He proceeded to ask me, "If you've live here so long, why do you still have an American accent?"  

It was a good question, one, perhaps that many people may have thought about. The answer is quite simple, if you know a little about linguistics. Humans are born with the physical and mental ability to learn any language: Chinese, Arabic, Russian, English, Spanish, Farsi, etc. As babies, we listen, imitate, and eventually learn to speak, from copying others around us. From birth to about seven years of age, children can learn any language they are exposed to on a regular basis. Some children learn three or four languages easily, just by listening to adults around them, repeating, and responding. Up to ages 17-19, second or third languages can be acquired the same way as the first language, listening, imitating, and interacting with others. Native-like pronunciation is easily attained if the child's teachers were native speakers, or if the teacher spoke as a native. Once adolescence has passed, however, the neuron receivers in the brain do not accept unfamiliar sounds as easily or as clearly as when the child was younger.In other words, sounds that had not become imbedded in the neuron receivers before late adolescence, are not recognized. The sound neurons, which allow us to hear & accurately repeat new sounds, exactly as how we've heard them, become dysfunctional after late adolescence. We are able to physically HEAR the sounds and words in a new language, but we are unable to repeat them EXACTLY as heard. 

Since I first heard Spanish at 43 years of age, and began studying the language in a summer immersion program, I'll always have an American accent. What I hear, and attempt to repeat, doesn't come out exactly as I heard it, even though to my ears, I AM repeating what I heard. But my sound/repeat neurons are not as functional as they had been when I was a child. What I do have, though, is fluency. I speak rapidly, with a large Spanish vocabulary, and I'm understood by native Spanish speakers. 

So, Mr. Taxi Driver, and other curious people, now you know why I still have an accent...but I love Spanish, and I made sure that my grandchildren studied Spanish at young ages. The oldest one, for example, is 23 years old, and has perfect Spanish and English, using both languages as a native speaker. He began to learn Spanish by visiting us in Mexico, and actually lived with us in Saltillo, Coahuila from age 10 to 17, only going back to Maine in the USA during summer and Christmas vacations. Now he's proud of his language ability, with native-like Spanish, and his first language, English. 

The fact is, in the 21st century oral fluency in English is important for jobs and for university studies. Accents are acceptable, of course, so don't worry. Build your vocabulary. Listen and practice talking as much as possible. Fluency is the key to success in English, or any language. So listen, repeat, practice, and think.  



viernes, 10 de mayo de 2019

ELAINE GALLAGHER 1



Conoce un poco más a nuestra última incorporación a TUinnovas, la Dra. Elaine Gallagher (EE.UU.). Puedes leer un resumen de su saber PINCHANDO AQUÍ.

En este blog iremos incorporando entradas escritas por Elaine, generadas para personas deseosas de aprender bien otros idiomas, a lo cual lleva muchos años dedicándose, también en España.

Confiamos en que las sucesivas entradas te irán sirviendo de inspiración y guía si estás en este grupo de aprendices.


Learning another language for some people is not a priority, so they never are successful. Maybe they can understand a little, and, perhaps, they can read some short paragraphs in a newspaper or magazine. The most important aspect of any language is ORAL FLUENCY; so, if someone can't speak a language well, then they don't really know it.

How does oral fluency develop? In short steps. Listen. Listen. Listen. Repeat. Then, little by little, respond. LISTEN. REPEAT. RESPOND. All the while you're listening, you need to begin to THINK in the new language. It's important, too.

Don't ask others to translate for you. If English is the language you're learning, use only an English-English dictionary. This will help you learn to think in English, instead of depending on your native tongue.

It's a cycle of progress, leading gradually to oral fluency.
LISTEN. REPEAT. RESPOND. THINK. LISTEN. REPEAT. RESPOND THINK.

As you are developing your oral fluency, reading and writing are not ignored.
They are practiced, based on the development of oral fluency. Learning a language is a lifetime project. Even one's native language is learned over time, and vocabulary is built over years of various experiences. It's the same with a second or third language. To be fluent, implies that you have confidence in your ability with new language, based on oral fluency, and clear understanding when others speak.

Listen. Repeat. Respond. Think. Those are the keys to your success in English.


jueves, 18 de abril de 2019

ENTREVISTA a Leontxo García; por mil razones ... AJEDREZ EDUCATIVO


Leontxo García Olasagasti (Irún, 1956)
LEONTXO GARCÍA OLASAGASTI, un privilegiado que curra mucho, casi siempre con el ajedrez como hilo conductor y viajando sin parar en tres ámbitos que le apasionan: periodismo, comunicación y educación innovadora. Fue jugador semiprofesional, pero hace 36 años cambió el rumbo: colabora diariamente con EL PAÍS (desde 1985), y ha pasado por Deia, La Gaceta del Norte, Agencia EFE, France Presse, TVE, RNE, la SER, BBC World Service y Radio Moscú, entre otros. Ha visitado unos cien países, y ha dado conferencias en 28. Medalla al Mérito Deportivo (2011), está inscrito en el Libro de Oro de la Federación Internacional (FIDE). Su libro Ajedrez y Ciencia, pasiones mezcladas (Editorial Crítica) va por la 6ª edición. Asesoró a los diputados de los Parlamentos Europeo (2012) y Español (2015) que decidieron impulsar el ajedrez como herramienta educativa, a lo que se dedica intensamente desde el cambio de siglo. Es el director de ponentes de la Fundación Kaspárov Iberoamérica, creada en 2014, que ya ha formado a más de 13.000 docentes entre México, Panamá y España. Desde el 1 de enero de 2019, Leontxo es el Consejero en Ajedrez educativo de la FIDE.


  1.- Querido Leontxo, en tu vida relacionada con el ajedrez, has gozado de experiencias totalmente inusuales para el común de los mortales. ¿Nos relatas una de esas anécdotas que sabes que encantan a cuantos te escuchamos contarlas?

Ciertamente, he tenido el privilegio de hacer cosas muy extraordinarias. Por ejemplo, dar 16 conferencias en cinco días en la cárcel de máxima seguridad más importante de México (donde estaba El Chapo Guzmán) a 900 presos (asesinos, secuestradores, narcotraficantes, pandilleros, etc.). O pasar tres días en el inmenso campo de refugiados sirios de Al Zaatari (Jordania). O sufrir quince días en situación ilegal en Moscú. Pero la más instructiva fue acompañar a Kaspárov en un avión privado cinco días por México, Jamaica, El Salvador, Guatemala y Nueva York. No había colas en los aeropuertos, nos recibían ministros, dormíamos en hoteles de lujo… La última noche, Kaspárov me dejó en la puerta de mi hotel en Nueva York, donde él vive. Eran las tres de la madrugada, y yo estaba agotado. Pero no quise dormir sin hacer antes la siguiente reflexión: “Lo que he vivido estos días no es el mundo real, es un sueño, donde todo es fácil. Desde mañana vuelvo a la realidad, a la lucha por todo, con los pies firmes en el suelo”. Y entonces pude dormir como un niño.

    2.- Sólo para alimentar la creatividad y la imaginación de cuantos lean esta entrevista, ¿puedes enumerar dos docenas de palabras que relaciones con una vida en torno al ajedrez, aunque resulte inverosímil? 

Viajes, culturas muy diferentes, periodismo, educación innovadora, niños, envejecimiento cerebral saludable, utilidad social y terapéutica, informática, alta competición, vida intensa, trabajo muy exigente, gran esfuerzo con premio, concentración, aprendizaje cotidiano, creatividad, tensión permanente, contribución a un mundo mejor.

     3.- El ajedrez que tú enseñas a jugar en las escuelas es educativo y social. ¿En dónde radica la diferencia con el ajedrez que todos conocemos?

Jugar al ajedrez con frecuencia ya es formativo de por sí, debido a los numerosos y variados procesos mentales que implica. Pero es mucho más educativo utilizarlo como herramienta pedagógica en horario lectivo, ya sea con su propia hora o mezclado de manera transversal (Inteligencia Emocional) o interdisciplinar (Matemáticas, Lengua, Historia, Tecnología, Educación Física, Idioma Extranjero, etc.). Además, es muy útil en todas las etapas. En Infantil sirve para trabajar seriación, clasificación, lateralidad, psicomotricidad, atención, memoria, concentración, geometría elemental, respeto por las normas y el adversario, control del primer impulso, etc. Y en Secundaria permite desarrollar el pensamiento flexible y crítico, la toma de decisiones, etc.

    4.- Los profesionales de la educación sabemos de la importancia del desarrollo del cerebro: sus funciones cognitivas, ejecutivas, etc. En este terreno, ¿qué efectos positivos podemos encontrar practicando ajedrez?

Imaginemos nuestro cerebro como un triángulo isósceles. En el vértice superior está la inteligencia ejecutiva, que toma decisiones basadas en la información y los sentimientos que capta de los dos vértices inferiores, la inteligencia cognitiva y la emocional, respectivamente. Hay estudios científicos y experiencias internacionales suficientes para afirmar que el ajedrez desarrolla las dos inteligencias inferiores. Es lógico suponer, como sostiene José Antonio Marina, que también incide en la inteligencia ejecutiva, aunque todavía no se haya hecho un estudio específico que lo confirme.

    5.- Para finalizar, ¿nos puedes dejar planteado algún enigma de índole ajedrecista o de pensamiento estratégico, en general?

El número de partidas distintas que pueden jugarse (un uno seguido de 123 ceros) es mucho mayor que el de átomos en el universo conocido (un uno seguido de 80 ceros); pero es finito, aunque nos parezca cercano al infinito. Por eso los padres de la informática Alan Turing y Claude Shannon eligieron el ajedrez como campo de experimentación de la inteligencia artificial hacia 1947. Tardaron 50 años en lograr que una máquina (Deep Blue, de IBM) ganase al campeón del mundo (Kaspárov). Pero todavía no hay computadora alguna que pueda jugar perfectamente al ajedrez, y ni siquiera puede asegurarse que las cuánticas (cuya potencia será bestial) lo consigan desde el principio porque serán muy distintas a las actuales. Cuando logren ese objetivo sabremos por fin si la ventaja de jugar con blancas (similar a tener el saque en el tenis) será suficiente para ganar tras un juego perfecto de ambos bandos.


Perdóname esta licencia Leontxo, pero mi alma de niño quería ver ese número escrito. Por si alguien también sigue leyendo al Principito y necesita verlo al igual que yo, se lo dejo aquí escrito: 

NÚMERO DE PARTIDAS DISTINTAS QUE PUEDEN JUGARSE:

1.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000.000

LEONTXO, da mucho placer tenerte como amigo y poder acceder a parte de tu saber y tus experiencias. Muchas gracias.

Javier Bahón
18 de Abril de 2019





sábado, 2 de febrero de 2019

Entrevista a Nelida Zaitegi

Entrevista a Nélida Zaitegi


Nélida Zaitegi de Migueles una buena amiga, jubilada de maestra, directora e inspectora pero, muy activa en muchos otros campos educativos, donde podemos seguir contando con su experiencia, sentido común y empeño persistente en mejorar el sistema. 
Sus aportaciones han sido y siguen siendo de primer nivel en temas de convivencia positiva y paz, habilidades para la vida, acoso escolar, coeducación, valores sexistas, etc. Hoy en día es la Presidenta del Consejo escolar de Euskadi. 




Nélida Zaitegi,    Enero 2019

       JB.-  ¿Qué has aprendido en tus diferentes roles dentro de la educación?

              N.Z.- En cada una de las funciones que he desarrollado en educación, que han sido muchas, he aprendido cosas importantes.
Como maestra de infantil y primaria, durante más de 20 años, aprendí que cada niña y niño es diferente, aunque tengan la misma edad y estén en el mismo curso. Su madurez, manera de aprender, motivación e intereses son diferentes y hay que tenerlo en cuenta para que su proceso de aprendizaje sea exitoso. También que lo importante es el aprendizaje y que la enseñanza está al servicio del mismo, de ahí la necesidad de conocer a cada alumna o alumno y saber cómo aprende más y mejor.
Añadiría la importancia de que se sientan importantes y valiosas y del modelaje del profesorado, porque aprenden lo que nos ven hacer, no lo que decimos.
Como directora de centro, aprendí la importancia de tener un proyecto de centro, un norte compartido por toda la comunidad educativa. En aquel momento, no era una exigencia, como ahora, sin embargo en nuestro centro ya se hacía. Aprendí, también, la importancia del trabajo en equipo del profesorado y el compromiso docente. Fui directora cuando tenía 32 años y fue un regalo porque me ayudó muchísimo a madurar como persona y profesionalmente al tener que afrontar conflictos y situaciones nuevas para mí que me hicieron reflexionar mucho  sobre las personas, las otras y yo misma,  y la educación como proyecto colectivo.
Mis años en la Inspección me aportaron otra perspectiva del sistema educativo. Yo conocía mi centro pero pude comprobar que la situación se repetía en casi todos. Las normas, la jerarquía, las órdenes… una experiencia nueva para mí. Creamos un seminario de reflexión sobre nuestras funciones y la LOGSE entre un grupo de inspectoras y, juntas, tratamos de encontrar el sentido del “servicio” de inspección, al servicio de quién estábamos, cómo intervenir en los centros y serles de ayuda de verdad. Recuerdo que, al principio, cuando entraba en un centro, me decía a mí misma “que cuando salga, si no consigo que mejore, al menos, que se quedé como está”.
Como responsable de tres programas de innovación pude aprender cosas muy valiosas: la necesidad de trabajar sistemáticamente las competencias para una vida buena, la tremenda importancia de una convivencia positiva en los centros. El programa de formación de los equipos directivos, me permitió desarrollar todo un bagaje teórico y práctico gracias al equipo que formamos para ello y las direcciones de los centros.
Me siento muy agradecida a todas las personas que me han acompañado en cada una de las fases de mi vida profesional porque de todas ellas he aprendido algo. Sin embargo,  algunas han sido muy significativas para mí, auténticos modelos profesionales y las guardo en mi corazón con especial cariño y agradecimiento.
El último regalo, ha sido la presidencia del Consejo Escolar de Euskadi porque es una nueva oportunidad de seguir aprendiendo a través de  esta “prórroga” para compartir pensamiento y poder hacer propuestas junto a personas valiosas,  comprometidas y…tan diversas!!! La necesidad de llegar a consensos, que implica la escucha, la empatía, la flexibilidad y la responsabilidad, pone en juego todas mis competencias e incompetencias. Todo un reto.
  
J.B.- Tus aportaciones a la educación han sido y siguen siendo extraordinarias en cantidad y calidad. Eso podría obedecer a que observas carencias en el mundo educativo. ¿Cuáles destacarías como las principales hoy en día?

N.Z.- Soy una creyente practicante de la educación y su poder transformador, por eso cuando oigo “Esto se arregla con una buena educación” me alegro y lo comparto, por lo que quiero dejar claro que la responsabilidad es compartida y que toda la sociedad ha de implicarse si, de verdad, queremos que las cosas cambien y que la nueva generaciones sean mejores que la actual y que se  avance en un desarrollo realmente humano.

Frente a tanta distopía, sigo creyendo en la utopía, que como decía Galeano, nos ayuda a avanzar hacia el horizonte que queremos y que yo pongo en el desarrollo humano por encima de todas las cosas.  El futuro se puede y debe colonizar ahora. Es la sociedad actual quien crea el futuro, por eso es necesario decidir hacia dónde queremos ir, qué queremos ser como seres humanos y como sociedad y ponernos mano a la obra. Actuar y hacerlo en serio porque pienso que el peor de los pecados es de omisión.

Dejar claro que la educación no es solo “cosa de las escuelas” a las que cada día les llegan nuevas demandas, muchas de ellas para “pasar la patata caliente” a la educación formal, cuando sabemos que sólo con la implicación y responsabilidad de todo el mundo pueden conseguirse.

A la educación formal, el sistema educativo reglado, le corresponden muchas cosas, pero, muchas más a la educación informal, a las familias, los medios, las redes, agentes sociales de todo tipo. La educación va mucho más allá de las escuelas y  la responsabilidad es compartida. La escuela sola no puede, por más que lo intente y lo hace muchas veces, aunque no siempre con éxito.

Necesitamos una educación centrada en el ser humano, desarrollando todas las competencias para ser buena persona, buena ciudadana y buena profesional: Competencias personales y sociales: inteligencia emocional y compromiso social. Pensamiento crítico y creatividad. Todo ello, insertado en los valores que se viven y contagian como la justicia, la solidaridad y la compasión.

No saber cosas por saber, la información está ahí, hay que saber dónde y qué hacer con ella para responder a todas las necesidades y problemas que se les presenten. La sociedad del conocimiento y el aprendizaje plantea nuevas exigencias a la educación. Crear y compartir el conocimiento implica aprender y desaprender continuamente, por eso comparto que “aprender a aprender es el aprendizaje más importante en este momento”.

La generación actual y las próximas van a vivir en escenarios difíciles de imaginar, por eso hay que prepararles para ellos y pertrecharles con las competencias que les posibiliten responder a grandes avances científicos, nuevas formas de trabajo que exigirán cambios de paradigmas  y  la necesidad de responder a fuertes dilemas morales para no retroceder en el desarrollo humano. 

Valorar el trabajo del profesorado, apoyarlo en su tarea y remar en la misma dirección es el mejor camino para avanzar en la transformación de la sociedad.
J.B.- Has ocupado cargos relevantes en comisiones sobre Convivencia. ¿Cuáles han sido tus alegrías y tus decepciones respecto a lo logrado y a lo no alcanzado en ese tema?

N.Z.- Comenzamos el programa de Formación de Equipos Directivos en el 94 y el  de Educación para la Convivencia en el año 2000. A partir de ahí se han dado muchos avances.
Las direcciones de centro se van consolidando, aunque no tanto como se debiera, y tiene su asociación, HEIZE, ahora conjuntamente de E. Primaria y E. Secundaria.

El Plan de Convivencia ya es una rutina en el Proyecto Educativo y en el Plan Anual de los centros, existen protocolos diversos para actuar ante los casos graves y, en general, podría decirse que se cuida más el clima de centro y el bienestar del alumnado.

Que en los centros del profesorado, los Berritzegunes en nuestro caso, haya personas asesoras en convivencia, al igual que en muchos centros, es positivo.

La creación de CONVIVES, una asociación para promover la convivencia positiva en los centros educativos y que cuenta con una revista bimensual online dedicada a apoyar el profesorado con artículos, herramientas y buenas prácticas, también es muy positiva.

Sin embargo, queda camino por andar. Se necesita abordar la convivencia positiva como un aprendizaje fundamental que exige hacerlo a lo largo de toda la escolaridad de modo sistemático y no en momentos puntuales.

Es necesario y urgente el replanteamiento integral de la convivencia y la educación para la paz y los derechos humanos y dar pasos hacia una nueva cultura basada en los valores, respeto a los ddhh y en las personas y su bienestar. Empezando por detectar todas las violencias  existentes en el entorno próximo o lejano, analizarlas, descubrir sus causas y consecuencias. El pensamiento crítico, la educación emocional y los valores vividos son la base para ello: conocer, sentir y actuar; conocimientos, actitudes y hábitos.
J.B.- ¿Podrías enumerar 3 logros irrenunciables de la Educación y adjudicarles algún/a protagonista?

N.Z.- Los logros que se van produciendo en la educación no pueden ser atribuidos a personas concretas. Alguien ha podido iniciarlos, promoverlos pero…sin la labor constante y callada de muchas personas, sobre todo del profesorado, no habrían llegado muy lejos.
La coeducación, la filosofía y práctica de la inclusión, etc. se han ido incorporando a los centros y ya son prácticas habituales, o deberían serlo.

Personas como Freinet y Freire, por ejemplo, inspiraron a mi generación,  y espero que sigan haciéndolo en todas, porque siguen estando muy vigentes. Al igual que Galtung o Mandela en la educación para la paz. Todo ellos son, como los clásicos, atemporales. La LOGSE fue un paso importante por el movimiento de reflexión y renovación que supuso y un avance significativo.

Los movimientos de renovación Pedagógica fueron y son fundamentales en la medida que surgen del profesorado y pretenden mejorar la educación desde la base. En este momento, hay personas expertas en todo el estado que hacen aportaciones importantes pero que sin la implicación del profesorado que las transforma en hechos, de poco servirían.


J.B.- Oímos hablar del alumnado con el mejor expediente académico como los mejores candidatos a ser nuevos profesores y profesoras; otros prefieren destacar otras competencias como las idóneas para este perfil profesional. ¿Qué opinas al respecto?

N.Z.- Atraer a las personas más adecuadas para desempeñar la docencia es uno de los retos más  importantes de nuestro sistema educativo en este momento.
He expresado a lo largo de la entrevista la importancia que le doy al profesorado, pero no individualmente sino como equipo que reflexiona, comparte y se compromete en un proyecto de centro. Igualmente, le doy mucha importancia a las direcciones que han de liderar esos proyectos.

El ejercicio de la profesión docente, en un mundo donde la formación se entiende en clave de creación de conocimiento y en el que la sociedad se caracteriza por la diversidad y la complejidad, requiere saberes más profundos y menos enciclopédicos que antes, como también formas de hacer —algunas como las de antes y otras nuevas— que hay que incorporar con valentía y cuidado en la formación inicial del profesorado.

El profesorado tiene que ser capaz de integrar conocimientos y enfrentarse a la complejidad de formular juicios en situaciones de incertidumbre, que con frecuencia vendrán acompañados de consecuencias sociales y éticas. Además, ha de tener las habilidades de aprendizaje que le permitan continuar aprendiendo de manera autodirigida y autónoma a lo largo de la vida profesional.

Por ello, a la hora de definir el perfil competencial docente, habrá que tener en  cuenta, por una parte, la personalidad y valores, lo más importante, por otra, los conocimientos (marcos de referencia actualizados) y destrezas (predisposición y actitudes). Entrenar a las nuevas generaciones para que construyan una sociedad mejor, más justa y solidaria exige que quienes han de entrenarles para ello tengan las competencias necesarias para hacerlo. Si fuéramos conscientes de su importancia, les dotaríamos de un gran prestigio, como se hacen en algunos países y se seleccionarían desde el principio a las mejores personas tanto académica como humanamente. Esto es muy importante porque “nadie da lo que no tiene”.

Respecto al modo de selección a través de la Ofertas Públicas de Empleo, existe un amplio consenso en que el sistema actual  no permite discriminar a las personas capaces de responder a estos retos. Tendríamos que contestar a preguntas como: ¿Qué  competencias personales y profesionales necesita para un desempeño eficiente y exitoso? ¿Qué funciones y tareas ha de desempeñar el profesorado en los próximos años? ¿Cómo diseñar el acceso a la profesión docente (APD) para garantizar que tengan el perfil adecuado, para seleccionar a los mejores y evitar personas  incompetentes?

Además del proceso selectivo, es necesario analizar el antes (pruebas de acceso a los estudios de magisterio, formación inicial e inducción a la docencia) y el después (evaluación del desempeño docentes y formación continua).
Son muchas las voces que insisten en todo esto y los cambios normativos son urgentes y necesarios.



Nélida, Eskerrik asko!!!!!

lunes, 31 de diciembre de 2018

Entrevista a Francisco Mora

Bilbao, 30 de diciembre de 2018


ENTREVISTA A FRANCISCO MORA  ("o de cómo entender la neuroeducación")

Todos hemos escuchado y leído a Francisco Mora Teruel. Su capacidad para comunicar hace que lo difícil parezca fácil; que lo teórico suene a literario; Francisco sabe emocionar con sus palabras, aunque hable de temas, a priori áridos, como la neurociencia.


De Francisco he aprendido sobre lo profesional y lo cotidiano. Me explicó que para escoger bien restaurante hay que conocer su índice de reposición (o algo así); es decir, cuántas veces se llena y vacía en cada turno. Tengo el honor de haber vivido esa experiencia probablemente el día que empezó a cobrar vida su libro Neuroeducación, después de la charla que nos ofreció en Bilbao, en 2010, cuando vino a satisfacer mi petición: "¿Qué podemos aprender para la educación, del conocimiento que tenemos del cerebro?"


Francisco, me pide que coloque este pie de foto: "El maestro es la joya de la corona de un país". ¡Buen homenaje a la profesión!


Vamos con la entrevista.


JB.- Observo un dilema entre refranes y sentencias. Usted subtitula en su libro "Neuroeducación; -sólo se puede aprender aquello que se ama-"; en cambio, un conocido refrán dice "la letra con sangre entra". En pleno siglo XXI, ¿son compatibles o aceptables ambos mensajes?

FM.- Sin duda que se puede aprender de las recompensas y los castigos o del placer y el dolor. Eso es evidencia cotidiana. Y ciertamente, en tiempos de correr por la selva húmeda o la sabana y aun recientemente sin duda, posiblemente fuera mas importante aprender del castigo y el dolor que de la recompensa y el placer. Eran tiempos aquellos de lucha física por la supervivencia con el entorno. Tiempos de pensamiento sensorial, perceptivo, diversificado. Hoy, sin embargo no tanto. Hoy en tiempos de adquisición de conocimiento abstracto, conceptual, de ideas, de pensamiento epistémico-específico, de aprendizaje mas costoso, se requiere de la alegría para hacerlo bien. Se requiere del placer. En este último aspecto yo sostengo que es la única auténtica vía. Muchos estudios cognitivos lo demuestran. De modo que los tiempos de la varita de abedul golpeando la cabeza del alumno para forzarlo a aprender en la clase pasaron a la historia. Yo sostengo que solo se puede aprender verdaderamente aquello que se ama, aquello que te dice algo, aquello que rompe la monotonía y despierta la alegría y la curiosidad y con ello la obtención de recompensa que te empuja a repetir, de modo constante, ese proceso de aprender y memorizar y adquirir con ello nuevos conocimientos. Sostengo pues que, en nuestras sociedades, en el colegio, en la universidad,  solo se puede aprender aquello que se ama.


JB.- Fue uno de los pioneros en divulgar la neuroeducación en este país. ¿Cómo ve, a día de hoy, la incorporación de estos conocimientos científicos en la práctica del aula?

FM.- La veo necesaria. En estos nuevos tiempos en los que asoma una nueva cultura como señaló en su momento George Steiner, es necesaria una nueva educación fundamentada en principios de metodología científica Y en este contexto de la educación, eso quiere decir tomar ventaja de los conocimientos que aporta la Neurociencia acerca del funcionamiento del cerebro humano junto con la Psicología Cognitiva y la Medicina. Al fin y a la postre aprender y memorizar y educar son una serie de funciones cerebrales que tienen su asiento, no sobre el cerebro como tal, aislado, sino sobre el cerebro en constante interacción biológica con el resto de los órganos del cuerpo y de este cuerpo, como unidad, en interacción cognitiva con todo aquello que le rodea, en particular, los "otros". Y esto último bajo el amparo de ese paraguas que llamamos cultura y que cubre toda transacción humana y particularmente y con relevancia especial, aquellas transacciones que refieren a valores, normas, hábitos de convivencia. Hoy aceptamos, sin reserva alguna, que el ser humano es lo que la educación hace de él. Y en nuestras manos está, como educadores, y en los tiempos de esta nueva cultura, hacer del ser humano un ser mas honesto, noble y capaz de reflejar en los demás la concepción moral y de libertad que concibe para si mismo. Todo esto implica conocer los códigos cerebrales que trae el ser humano al nacimiento y como se ponen en funcionamiento a lo largo del desarrollo. Los períodos críticos o ventanas plásticas que son los mejores tiempos para introducir enseñanzas con mas eficiencia y rendimiento mental.  Y los procesos de plasticidad cerebral y la epigenética. Esto es lo que tanto necesitan las sociedades de hoy.


JB.- Dada la importancia de las funciones ejecutivas, ¿podría elegir una y citar un ejemplo para trabajarla en un aula, y a qué edad sería conveniente hacerlo?

FM.- Son muchas las funciones ejecutivas que hoy se pueden y deben aprender en el aula apoyadas, potenciadas, por ese complemento imprescindible que es la familia. Funciones como la atención y la memoria de trabajo. Inhibición de la impulsividad. Entrenamiento en el cambio constante del foco atencional en el "tiempo pausado" que se requiere, frente al "tiempo urgente y rápido" de internet. Construcción de la autosuficiencia. Dominio emocional del lenguaje. O la requerida en la toma de decisiones. Todas ellas deben comenzar su aprendizaje básico, repetido, de los 3 a los 7 años pues todo ello va construyendo la verdadera individualidad del futuro ser humano. Sin estas bases y a estas edades se hace casi imposible continuar una posterior educación cívica sólida  de los 7 a los 18 años (pubertad y adolescencia). A todo ello aporta un conocimiento imprescindible la Neuroeducación. Si tuviera que citar un ejemplo de una función y una edad para aprenderla como apunte final esta sería la referida al comienzo de la enseñanza de la lectura. Hoy sabemos que es a la edad de los 6-7 años cuando se alcanza la madurez (conexiones sinápticas de las neuronas y mielinización de los axones neuronales) en el cerebro de casi todos los niños de los así llamados territorios de Wernicke en las cortezas parietales y temporales posteriores. Territorios neuronales que son asiento para la conversión de los grafemas en fonemas, base del aprendizaje de la lectura. Maduración necesaria para aprender bien "y con alegría" a leer. A otras edades mas tempranas, y para muchos niños, aprender a leer puede significar sufrimiento.


JB.- ¿Qué contenidos de neuroeducación debieran estar presentes en la formación inicial del profesorado?

FM.- Aquellos que se corresponden con los que muy esquemáticamente acabo de apuntar en su pregunta anterior. Y eso requiere una nueva formación en el profesorado de infantil y primaria. Y posiblemente requiera también de la creación de una nueva profesión futura dentro del colegio que es de la que yo vengo hablando desde hace ya algún tiempo. Me refiero a la profesión del NEUROEDUCADOR. Profesión posiblemente muy importante, junto a la del maestro, dado los nuevos tiempos difíciles que se avecinan con los nuevos conocimientos acerca de como funciona el cerebro. Y es que como nos señala ese aserto, ya casi convertido en meme, llegará un día, no muy tarde, en el que aprender, enseñar y educar sin conocer como funciona el cerebro será algo así como intentar diseñar un guante sin antes haber visto una mano.


JB.- Hay algunos profesores que dicen cuando van a cursos de formación: "antes no nos enseñaban con todo esto -referido a neurociencia y metodologías activas- y, sin embargo, hemos llegado y aquí estamos". ¿Qué les diría?

FM.- Que hay que ser pacientes al tiempo que estar alerta a todo cuanto vaya apareciendo sobre Neuroeducación. Pacientes porque esta neuroeducación no es todavía una disciplina reglada, aun a pesar de la barahunda de masters que aparecen en muchas y varias instituciones. Alerta porque los nuevos conocimientos sobre Neurociencia Cognitiva son siempre difíciles de asimilar por los docentes y su interpretación errónea puede llevar a la construcción de neuromitos, falsas verdades, tan difíciles luego de erradicar en la enseñanza. 



domingo, 9 de diciembre de 2018

Entrevista a Ewan McIntosh

Bilbao, 9 de diciembre de 2018

Ewan McIntosh  (Foto de su propia página)



Ewan McIntosh se ha convertido, desde su Escocia natal, en un líder de la innovación educativa. Inspirado en la creatividad que se utiliza en otras organizaciones y medios de comunicación, comprendió que había grandes posibilidades de trasladar esas ventajas al mundo de la educación. Desde entonces, viaja por todo el mundo asesorando a colegios y empresas sobre proyectos que nacen de la creatividad, bien mediada, de sus propios miembros.

La foto que ha seleccionado Ewan pertenece a una acción formativa llevada a cabo en la International School of Luxembourg (enlace), donde su objetivo es que los propios alumnos y alumnas diseñen la dirección de su escuela comenzando con un bolígrafo y una nota adhesiva.
El resto de la entrevista, como en el anterior caso, la respetamos en su idioma original para disfrutar del conocimiento en su propia lengua, practicar y no perder detalle.

Ewan McIntosh and his team at NoTosh are award-winning educators who work with schools and universities to create inspiring learning experiences that get results. The team, based in Scotland, Melbourne, New York and Toronto, has a global reputation for researching and delivering new learning opportunities for schools, but also some of the world’s top creative, tech and engineering companies.
His book in Spanish:  Pensamiento de diseño en la escuela (enlace)
His book in English:  How to come up with great ideas (link)


J.B.- Should we learn in schools something that companies work more effectively? 

E.McI.- One third of our work is in companies outside the education sector, and what they are all at pains to do is include their customers' and employees' voices in the big decisions they are taking. In schools, I see the same. And in both cases, we've not yet cracked it. Involving the voices of students in their learning has to be more than setting up a student council to debate the colour of the lockers. It has to be more than a teacher allotting a few minutes to formative assessment routines in-between their lectures. 
Where we see the most innovation and impact on student outcomes, is where schools are public, loud and proud of the fact that students are at the centre of everything they do: hiring, planning and co-designing lessons, curriculum design. And we see this in places where curriculum is traditionally viewed as a tight constraint, within IB schools, from lower primary all the way through to the top end of high school. 
It is possible, across the Board, to really involve student voices, but it requires a mindset change from the adults in this game. It starts with politicians, perhaps, but it doesn't end there. We can begin to make a bigger impact in the decisions we take in schools today. 
In our partner schools, students are key members of strategy design teams, laying out the direction of the organisation for years to come. They write the brief for architects ahead of multi-million dollar redesigns of buildings. They co-design learning projects with their teachers. These are also some of the best performing schools in the world. It works. 

J.B.- What are the 3 worst enemies of creativity at school?

E.McI.- 1) People who think they know what the answer is before digging deep to understand the problem. The problem is almost never the actual issue needing resolved, and so we waste a lot of time on creative ideas solving the wrong problem - or solving no real problem at all!
2) The idea that things can't be changed - because somehow the way we do it today must be the best (and only) way of doing things. Nothing is that sacred, everything can be challenged and made better thanks to the challenge. 
3) A lack of creative toolkit slows down the potential in everyone - there are lots of tools one can use to be more creative, but often kids don't know them and adults can feel a bit silly using them. But there is a lot more creativity once you get beyond brainstorms or just going it alone. 

J.B.- Then, can you name 3 aspects to improve creativity at school?

E.McI.- 1) Lightness. Folk tend to hold onto their ideas and expertise too tightly, meaning it's harder to see new things on the horizon. Being light with one's beliefs and understanding helps see what's coming next. 
2) Smiles. You can't do hard work if you're not having fun. Developing a playful attitude and the skills to retain it helps develop creative mindset in any team. 
3) Skills. You need to know how to be creative - it's not (just) a natural skill that some have and some do not. We can all be creative, but there is a case to knowing how. There are books, workshops and ideas all around us that help us work out ways to be creative, even when we're not feeling particularly creative on any one day. 

J.B.- What is the latest idea you are spreading in your training sessions?

E.McI.- We don't spread any specific idea - we try to provide the right tools and develop the skills for people to find ideas, or create them for themselves. Finding your own ideas to resolve challenges or take advantage of an opportunity is the hard part of creative thinking. It's easy to cherrypick, or steal, others' ideas. But knowing you've developed an idea that solves the right problem ahead, is a different universe of thinking. 



jueves, 29 de noviembre de 2018

INTERVIEW to RICHARD GERVER

Bilbao, 29 de noviembre de 2018












RICHARD GERVER


Hace algunos años ya que Richard Gerver se ha convertido en uno de nuestros ponentes más inspiradores. Como él dice, más allá de grandes conocimientos -que los tiene-, su gran aportación es motivacional e inspiradora. Sus experiencias docentes sabemos que han nacido en la propia escuela y su buen hacer ha sido fruto de su sensibilidad educativa y su avanzada comprensión sobre qué debe suponer la Educación actual y futura.

La entrevista aparece sin traducir. Creo que es importante recibir fuentes diversas y que ello contribuye al desarrollo de las propias competencias que deseamos para nuestro alumnado. Quien lo desee puede utilizar el traductor de Google, pero la literalidad de las respuestas de nuestro invitado queda así intacta.

Espero que esta breve entrevista os resulte tan inspiradora como cada una de sus intervenciones. Como siempre, comienza con una fotografía que el propio Richard ha seleccionado por ser muy significativa para él mismo.








"This photo is of Gary, the boy I talk about in my TED talk https://www.youtube.com/watch?v=0qYTf9evWeY . He was in my very first class of students. He had many complex needs but has grown in to an extraordinary human being. He taught me so much about what it really means to be a teacher". Richard Gerver



J.B.- Some important people around the world have asked you for help in educational tasks. Can you name one of them and tell us what happened after your advices, if he or she had any responsibility in Education?

R.G.- I have the honour of working with many people in many countries. Some years ago, I was asked to talk to the Chinese Government about the future of education. Over the last few years, they have realised that the traditional system, based on tests and purely academic development was not going to help their economy in the future. As a result, they have started working really hard to develop more opportunities for creativity, innovation and problem solving in their system; it was a honour to be involved.

J.B.- What is the biggest change you have ever seen in a country in relation with Education?


R.G.- In Pakistan, there is so much complexity around religion and ideology that to focus on an education for students that is about preparing young people to become global systems, is not just hard but at times dangerous. I have seen so much courage from some education leaders there, to ensure that education remains largely secular and also available for girls as well as boys. I have seen some schools and school leaders threatened with death if they don’t bow down to religious extremism in the system, they carry on though, despite the danger, in order to do the best for their students and to prepare them for the global environment. It has taught me that the challenges, most of us face as educators, are really not that great, when you see what is happening in places like Pakistan… if they can find the courage to change the system, then surely, so can we.

J.B.- You know Spain quite well. Plenty of schools are involved in an innovative change but some of them are not getting the results they expected. Would you be able to figure any cause?

R.G.- They must trust themselves more and appreciate that real change takes time. They mustn’t keep trying new things every few weeks; that leads to confusion and ultimately, failure. They must also develop their own methodologies and processes and not just buy in the latest trend.

J.B.- May you recommend three good things to do in a classroom?

R.G.- Make learning matter; create contexts and make it practical. Trust your students more. Listen to them!

J.B.- How do you imagine next educational changes, looking to XXII century?

R.G.- The system will be far less controlled by politicians and schools. It will be more interactive and inclusive. The next generation of parents will expect a very different experience for their children; technology will have a huge impact. I also think that there will be a rise in home schooling as people move away from the traditional offer.

Many thanks, Richard!